Qué es el Yoga Nidra: las verdaderas definiciones y beneficios revelados

El Yoga Nidra puede ser practicado por cualquier persona. Tiene inmensos beneficios para cualquier persona que luche por dejarse llevar, los que sufren privación de sueño, traumas, agotamiento y ansiedad. También es muy beneficioso y tiene un gran poder curativo para cualquier persona que quiera sentir una sensación de paz más profunda y reconectarse más profundamente consigo mismo. La práctica del Yoga Nidra nos lleva a un estado de armonía y descanso. Desde ahí podemos sanar, restaurar y despertar a nuestro verdadero, dichoso y eterno Ser. Esta sublime práctica está ganando popularidad en todo el mundo a medida que más y más personas experimentan sus poderes curativos, mientras que las investigaciones en curso siguen demostrando su eficacia.

Pero, ¿qué es realmente el Yoga Nidra y, por extensión, qué no lo es? Siga leyendo para saber más.

Yoga Nidra significa literalmente sueño yóguico. Es una técnica ancestral en la que el practicante entra en estados profundos de relajación consciente. Se trata de una práctica sistemática para trasladar la conciencia de nuestro mundo exterior al mundo interior.

Nos lleva a un estado de sueño profundo en el que nuestros sentidos, intelecto y mente se relajan. Nos liberamos de los conceptos de tiempo, espacio y razón. Cuando esto ocurre, la actividad cerebral disminuye y el cuerpo entra en un estado de curación. Por lo tanto, también se dice que una hora de Yoga Nidra puede dar el mismo beneficio que un sueño de cuatro horas. A medida que el cuerpo entra en un estado de curación, se pueden eliminar las toxinas a nivel celular, refrescar la mente y eliminar el equipaje del subconsciente.

yoga nidra youtube

¿Qué es el Yoga Nidra?

No es sólo relajación: se ha hecho muy popular el uso del término «Yoga Nidra» para cualquier método que proporcione relajación. Aunque la práctica del Yoga Nidra proporciona una relajación profunda, no es sólo un método de relajación. El Yoga Nidra es un estado específico de conciencia interna. Es una experiencia consciente de sueño profundo y sin sueños en la que la persona se conecta con el mundo interior y se desconecta del mundo exterior.

No es sólo una visualización guiada: aunque a veces se puede utilizar la visualización guiada en la práctica del Yoga Nidra, el objetivo es cambiar la conciencia del mundo exterior al mundo interior. Las visualizaciones guiadas ayudan principalmente a activar y tomar conciencia de nuestros sentidos y, por tanto, a desplazar la conciencia hacia el exterior.

No se trata sólo de afirmaciones o autosugestiones: aunque las afirmaciones y la autosugestión pueden formar parte del Yoga Nidra para afectar positivamente a la mente subconsciente, va mucho más allá de afectar a la mente subconsciente.

No es sólo soñar despierto: soñar despierto es el estado de estar agradablemente perdido en pensamientos oníricos. El Yoga Nidra puede inducir inicialmente un efecto similar, pero su objetivo es trasladar la conciencia a un ámbito mucho más profundo.

No es sólo un estado de sueño: al principio, es posible tener muchos sueños complejos durante la práctica. Pero el Yoga Nidra no es un estado de sueño. Durante el sueño, los sentidos y el proceso mental siguen plenamente activos. En el estado actual de Yoga Nidra, los procesos mentales cesan, nuestros sentidos descansan y la mente se vuelve clara y tranquila.

Yoga Nidra versus Shavasana

Shavasana es una postura de yoga de descanso en la que el cuerpo físico y la mente están destinados a estar en silencio y en calma, y la respiración es suave y sin esfuerzo. «Shav» significa literalmente «cadáver» o «cuerpo muerto» y la postura es, por tanto, la de un cadáver. Esta completa quietud aporta una profunda relajación al cuerpo y a la mente. La postura del cadáver parece una postura fácil, pero a muchos practicantes les resulta especialmente desafiante, ya que les exige soltar el control de las partes del cuerpo, permitiendo que la respiración se ralentice y la mente se calme.

Shavasana se practica normalmente durante 1-5 minutos. Es habitual que la gente se quede dormida en Shavasana más larga, por ejemplo en una relajación final más larga después de la práctica de asanas. Pero la idea es simplemente calmar la mente, la respiración y los sentidos como en un estado muerto.

En el Yoga Nidra, el practicante guía a los alumnos para que se acuesten cómodamente. Preferiblemente, los alumnos se tumban en la posición Shavasana, ya que es la posición de descanso más sencilla y equilibrada. Pero también es muy común y aceptable que los estudiantes se acuesten boca abajo o de lado. El profesor guía a los alumnos a través de un guión detallado y específico. Al principio de las instrucciones, se le pide que establezca un Sankalpa o que resuelva o invoque el deseo más profundo.

VER MASchampú de cebollaChampú de cebolla: cuál es el mejor del 2022

Es posible que haya experimentado esa sensación cuando está medio dormido y se siente extrañamente como si su cerebro estuviera dormitando. Ese estado de conciencia, entre la vigilia y el sueño, es un estado al que el Yoga Nidra puede llevarte.

Así que, para resumir, Shavasana es una asana de yoga, una postura. El Yoga Nidra es un estado de conciencia, entre el sueño y la vigilia. Es una relajación completa del cuerpo, mientras la mente permanece despierta. El uso adecuado de Shavasana puede permitir experimentar el Yoga Nidra, pero ambos son conceptos independientes. Shavasana no es necesaria para el Yoga Nidra, y la práctica de Shavasana no implica que uno vaya a experimentar el Yoga Nidra.

Yoga Nidra frente a la hipnosis

En el Yoga Nidra y la hipnosis, el cuerpo está profundamente relajado y la mente subconsciente está muy activa. Pero estas son las únicas similitudes.

Como tanto el Yoga Nidra como la hipnosis pueden utilizarse para influir en la mente, mucha gente piensa que el Yoga Nidra es una forma de hipnosis. Pero la práctica y el propósito son muy diferentes. Aunque ambos comienzan con una relajación guiada, el Yoga Nidra continúa en una dirección y la hipnosis en otra. Pero es cierto que cuando los sentidos y la mente se calman, se puede pasar a un estado hipnótico. Si eres consciente del proceso en curso, puedes evitar este estado.

Por eso el profesor suele repetir o pedir que no se duerma. En el Yoga Nidra, tratas de mantenerte despierto. Aunque te relajes profundamente, no quieres dormir. Sabes que estás haciendo Yoga Nidra. En el Yoga Nidra, la mente consciente está siempre activa y puede tomar el control en cualquier momento, mientras que en el hipnotismo, la conciencia suele estar suprimida y es posible que no se recuerde lo que se ha vivido.

En el Yoga Nidra, el papel del profesor es guiarte y llevarte a un estado de conciencia profunda. En la hipnosis, el terapeuta suele tomar el control de la mente consciente para explorar su subconsciente.

Yoga Nidra frente a la relajación

Cuando estamos cansados de hacer algo o de trabajar duro, necesitamos relajarnos. La mayoría de la gente realiza actividades como escuchar música, ver la televisión, caminar o leer, etc. Esto no es relajación. Esto no es relajación, es una diversión. Aquí nos desviamos hacia actividades más agradables.

Una buena relajación es cuando el cuerpo, la mente y los cinco sentidos están en reposo. Por ejemplo, durante el sueño profundo (sueño sin sueños) nos relajamos. En el sueño profundo, el cuerpo, la mente y los sentidos se relajan por completo. La relajación es muy necesaria porque sólo en la relajación el cuerpo se cura, se repara y crece. Pero aquí, la conciencia se desvanece. Por eso no sabemos qué ha pasado mientras dormíamos.

El Yoga Nidra comienza con la relajación pero va mucho más allá. En el Yoga Nidra, la relajación del cuerpo, la mente y los sentidos es muy importante, pero no es el objetivo final. En el Yoga Nidra, la conciencia está activa y en estado de observación. Aunque el cerebro entra en un estado de profunda relajación, se observa el cuerpo, la mente y los sentidos.

Beneficios

Rejuvenece el cuerpo

Durante el Yoga Nidra, el cuerpo entra en un modo de relajación profunda. La práctica regular ayuda al cuerpo a entrar en estados más profundos de curación y rejuvenecimiento. Durante esta práctica, las funciones corporales se reducen al mínimo, el metabolismo se ralentiza y la función hormonal aumenta. Como resultado, el cuerpo tiene la oportunidad de iniciar la actividad de reparación y expulsar las toxinas del sistema.

Por esta razón, el cuerpo comienza a conservar la energía. Este proceso elimina la fatiga y rejuvenece el cerebro. Después de la sesión, estará fresco y con energía, ya que ha dormido muchas horas.

Reduce el estrés

Todos sufrimos algún tipo de estrés. El estrés se ha convertido en parte de nuestra vida cotidiana. Una parte del estrés es saludable y otra no. Cuando el estrés insano no se controla, genera enfermedades físicas y mentales. Estas enfermedades también se denominan enfermedades psicosomáticas.

El estrés nos lleva a una zona de actividad simpática y drena nuestra energía, privando al cerebro y a los órganos de los recursos necesarios. Por lo tanto, en situaciones de estrés, nuestra capacidad de pensar disminuye considerablemente y nos sentimos cansados y perezosos. Por ello, no somos capaces de analizar correctamente y nos confundimos entre lo importante y lo no importante.

A veces también tenemos emociones suprimidas o reprimidas que crean un estrés constante en el cuerpo y la mente. Con la práctica regular de Yoga Nidra, poco a poco empezamos a ser conscientes de nuestros problemas subconscientes y ocultos. Con una mayor conciencia, somos capaces de liberar estos problemas y dejarlos ir.

VER MASCocunat RizosCocunat Rizos

Mejora la concentración

La concentración es la capacidad de mantener la mente en un único punto de atención. Esto es difícil para la mayoría de nosotros porque la mente es como un mono. No le gusta quedarse en un solo lugar, se distrae y se aburre muy fácilmente. La falta de concentración es un gran problema para la mayoría de nosotros.

Durante el Yoga Nidra, nos entrenamos para mantenernos concentrados en las instrucciones del profesor y para cambiar la conciencia a diferentes partes del cuerpo y sensaciones. Al principio la mente sigue divagando, pero a medida que intentamos seguir las instrucciones, vamos devolviendo la mente a la práctica. Poco a poco, con la práctica regular, podemos permanecer con las instrucciones durante más y más tiempo, y la mente empieza a divagar cada vez menos.

Con el tiempo, tomamos el control de la mente y la entrenamos para que nos siga y se concentre. Casi todas las personas a las que he enseñado han visto una gran mejora en su capacidad de concentración. Hoy en día, muchas escuelas también están incorporando el Yoga Nidra en el plan de estudios para utilizarlo como herramienta para mejorar la concentración de los jóvenes estudiantes.

Mejora la memoria

Con la práctica del Yoga Nidra, mejoramos nuestra capacidad de atención, de concentración. También mejoramos nuestra capacidad de retener información, mejoramos nuestra memoria. A medida que nuestra mente subconsciente se deshace del equipaje innecesario y de la sobrecarga de información, liberamos espacio mental y nuestra mente subconsciente se vuelve más activa y clara. Como resultado, la eficiencia de la mente subconsciente aumenta y comienza a absorber y retener la información con mayor eficacia. Este proceso es similar a la desfragmentación del disco duro de su ordenador. Durante el proceso de desfragmentación, todos los datos y el espacio vacío se reorganizan para aumentar la eficiencia del disco duro.

Normalmente, sólo utilizamos el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro para aprender. Sin embargo, la práctica regular de Yoga Nidra también estimula el funcionamiento del hemisferio derecho. Esto, a su vez, contribuye a una mejor retención de la información.

De hecho, según Ostrander (1973) «utilizando la técnica del Yoga Nidra, es posible aprender una lengua extranjera en ⅕ del tiempo que requieren los métodos convencionales».

Mejora la respuesta del SNA

El sistema nervioso autónomo (SNA) es responsable de varias funciones corporales, como el metabolismo, la curación y el crecimiento. Este sistema funciona de forma involuntaria. No podemos activarla ni desactivarla. Existen dos subsistemas del SNA: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

El sistema nervioso simpático (SNS) proporciona energía y recursos a nuestros músculos y corazón. Se activa durante actividades de estrés físico o mental. Estas actividades pueden ser el ejercicio, correr, luchar, preocuparse o cualquier otro tipo de actividad que nos someta a estrés. El objetivo principal de este subsistema es ayudarnos a afrontar el estrés.

El sistema nervioso parasimpático (SNP) proporciona energía y recursos al cerebro y a los órganos internos como el hígado, los riñones, los intestinos, etc. Se activa durante los periodos de calma. Se activa durante los periodos de calma y tranquilidad. El propósito de este subsistema es dar al cuerpo las herramientas para sanar, crecer y digerir. Cuando nuestro sistema nervioso está en modo parasimpático, nuestras funciones cerebrales mejoran y se reparan a nivel celular.

Necesitamos que ambos sistemas estén activos cuando se los necesite. Pero debido al exceso de estrés y a la supresión del estrés psicosomático, en la mayoría de las personas el SNS permanece activo mucho más tiempo. Permanece activo incluso cuando necesitamos descansar y sanar. Esto dificulta la curación y la reparación del cuerpo, lo que conduce a la enfermedad.

Cuando practicamos Yoga Nidra, activamos el sistema nervioso parasimpático. Entrenamos a nuestra mente subconsciente para que libere el estrés y permanezca en un estado pacífico y observador. Por eso el Yoga Nidra ayuda a rejuvenecer el cuerpo. Con la práctica regular de Yoga Nidra, se puede mejorar la regulación y la respuesta global del SNA.

Conclusión:

El Yoga Nidra es una práctica sutil pero muy poderosa que puede ayudarnos a gestionar el estrés y sus desencadenantes diarios. Pero puede ofrecernos mucha más curación y crecimiento, ya que la práctica tiene el potencial de liberar traumas profundos y guiar nuestra conciencia hacia nuestro ser más auténtico.

En palabras de Swami Satyananda:

«Es un estado en el que no estás ni dormido ni despierto. Si te quedas dormido, no es Yoga Nidra. Si te quedas despierto, tampoco es Yoga Nidra. Si los sueños te sobrepasan, no es Yoga Nidra. El Yoga Nidra es un estado en el que se toma conciencia de los campos consciente, subconsciente e inconsciente de tu mente, todo a la vez. Es una terapia perfecta. Elimina todas las anormalidades psicológicas y los sanskaras, y te ayuda a convertirte en tu ser normal y natural».

VER MASThe BeeMine Lab opiniones productos