En este momento estás viendo Compro oro Madrid

¿Cómo reciclar las joyas de oro viejas y sin usar?

Pasadas de moda, dañadas u olvidadas porque remiten a recuerdos dolorosos, algunas joyas de oro desaparecen en el fondo de los cajones y nunca salen. Si las joyas en sí ya no tienen valor para usted, quizá sea el momento de pensar en la mejor manera de reciclarlas. Aquí hay tres opciones a tener en cuenta.

Compra y venta de oro

Compra y venta de oro

La primera opción es sin duda la más sencilla: una joya que ya no se usa puede revenderse. Hay muchas empresas especializadas en la compra de oro en Madrid Sol. Por lo general, pagan al vendedor en función del peso del oro de la joya en cuestión. Por tanto, el importe de la venta depende, en teoría, del precio del oro en los mercados de valores.
Sin embargo, cuidado: como bien recuerda la joyería especializada Coral, es mejor realizar una estimación previa de sus joyas antes de venderlas: más allá del precio por gramo de oro, el trabajo de joyería o la presencia de piedras preciosas pueden aumentar considerablemente el valor de reembolso.

Una nueva joya

Otra opción interesante es reciclarla en forma de una nueva pieza de joyería, para mantener un rastro material de la anterior. Algunos joyeros ofrecen, por ejemplo, engastar una nueva piedra, añadir un grabado personalizado, injertar un medallón en una cadena de oro, etc. Esta solución permite mantener un vínculo simbólico entre la joya y su propietario. Esta solución permite mantener un vínculo simbólico con la joya original, pero supone un gasto y tiene ciertos límites: es difícil cambiar un anillo de oro por un anillo de sello…

Fundir el oro

La última posibilidad es la más extrema: también se puede considerar la posibilidad de fundir las joyas de oro, ya sea para recuperar el metal precioso en bruto o para hacer una nueva pieza. Al combinar el oro recuperado de varias joyas, todas las combinaciones son posibles. Desde el punto de vista financiero, se trata de un enfoque interesante, ya que no es necesario pagar el precio del oro reciclado. Así, la joya nueva se obtiene a un precio más atractivo que si se hubiera comprado nueva.

¿Cómo transformar tus joyas de oro viejas en joyas de moda?

Algunas tienen valor sentimental, otras son verdaderos favoritas o pertenecen a tendencias que ya no se usan. Sea como sea, estas joyas de oro viejas o descuidadas acaban en el fondo de un cajón y dejan paso a nuevos tesoros. En lugar de abandonarlos después de haberlos querido tanto, tratamos de devolverles la vida. La tendencia es el upcycling, que anima a la gente a no consumir en exceso reutilizando la ropa vieja, o las joyas. Cada vez son más los entusiastas que predican la buena palabra, como la joyería Coral con sus joyas, que han lucido muchas mujeres. ¿Qué hacer con las joyas de oro anticuadas? Descubra nuestros sencillos y bien pensados consejos, para seguirlos al pie de la letra, o para personalizarlos a su gusto.

Cómo reciclar las joyas de oro viejas y sin usar

Hacer un collar asimétrico con un trozo de cadena rota

La tendencia es mezclar materiales y fantasía. La idea es recuperar tu cadena rota, o una vieja pulsera, y mejorarla añadiendo un segmento de collar de perlas, otra cadena o una trenza de hilos de cuentas. Varía las longitudes dependiendo de si quieres hacer un collar o una pulsera.

Después de ensartar las cuentas en el hilo de nailon, basta con cerrar cada extremo del hilo con una anilla, formando un nudo. Si quieres hacer una trenza más grande, repite el proceso para hacer tres hilos de cuentas de colores. Una vez hecho esto, conecta los tres hilos de cuentas (uno al lado del otro) a tu trozo de cadena rota y trénzalos. Para terminar, basta con abrir una anilla, pasar las anillas de cada extremo de los hilos de nailon por la anilla y añadir un cierre. Después de cerrar cuidadosamente el anillo, tienes un collar mitad cadena, mitad cuenta.

Hacer una pulsera trenzada con un colgante recuperado

Algunos colgantes o medallas se quedan siempre en un cajón. En lugar de guardarlas por amor, dejándolas enclaustradas en una caja, ¿por qué no reutilizarlas con buen fin, añadiéndolas a una bonita pulsera trenzada?

En primer lugar, corta 3 tramos de hilo de algodón de colores (80 cm cada uno) y un tramo de hilo de lurex metálico (también de 80 cm). Una vez cortados los tramos, júntalos y haz un nudo en un extremo. A continuación, cuelga el nudo hacia ti en el borde de una mesa con cinta adhesiva, y trenza los hilos de color por separado del hilo metálico. Después de 30 cm, haz un nudo y desliza el colgante, luego haz otro nudo para asegurarlo. Trenza una vez más, hasta los siguientes 30 centímetros, ata el extremo y corta los hilos que sobresalen de ambos extremos. Ya puedes lucir tu preciosa pulsera trenzada.

Creación de una pulsera con varias cadenas sin usar

Si tienes varias cadenas sin usar en un joyero o una cadena grande rota, también puedes darles una segunda vida. Si tienes una cadena grande, puedes cortar tres piezas de la misma longitud. Si tienes tres cadenas, asegúrate de que tengan la misma longitud. Una vez hecho esto, simplemente toma un extremo de tus cadenas y colócalas en un anillo y ciérralo. A continuación, trenza las cadenas y cierra los últimos extremos con una anilla, añadiendo un cierre si no lo hay ya.

Hacer joyas con un solo pendiente

Los pendientes a veces tienden a desaparecer misteriosamente, dejándonos con cualquier otro pendiente. Cuando esto sucede, dejamos de lado nuestro único pendiente y no lo usamos más, pero hay algunas formas de volver a usarlo.

El collar reciclado, una tendencia que se usa mucho hoy en día.
Personaliza un broche: Para convertir tu pendiente solitario en un broche, sólo tienes que quitar el cierre del pendiente y pegar el cuerpo del mismo en un soporte para broches.

Personalizar un alfiler de sombrero: Utilizando el mismo principio, puedes personalizar tu alfiler de sombrero pegando el cuerpo de tu pendiente en él. Para ello, elige un pendiente pequeño y delicado.

Personalice una pulsera o un collar añadiendo el pendiente: Su único pendiente puede combinarse perfectamente con un collar o una pulsera que ya tenga. Puedes unirlos deslizando tu pendiente en una de estas piezas de joyería.

Crea una pulsera de hilo de seda recuperando un junco
La prisa es una de las pulseras más clásicas, que a menudo dejamos tirada por casa después de haberla usado varias veces. Para no cansarse de él, ¡reinvéntalo! Una opción sencilla y vistosa es envolverlo con hilos de seda y nylon. Nada puede ser más sencillo. Si quieres añadir un poco más, puedes colocar un bonito colgante en el centro, entre dos hilos.

Deja una respuesta